Aviones sirios lanzaron un ataque aéreo contra un almacén de los terroristas, donde se fabricaban armas químicas, en las afueras de localidad de Jan Sheijun, en la provincia de Idlib, afirmó hoy el Ministerio ruso de Defensa, a un día del ataque químico que dejó 72 muertos y unos 200 heridos.

 

 

“El 4 de abril entre las 11:30 y 12:30 horas locales los aviones sirios atacaron un grupo de vehículos blindados y un almacén de munición de los terroristas, ubicados en las afueras de Jan Sheijun", precisó el vocero del ministerio, Igor Konashenkov citando los datos de los radares rusos.

 

 

 

El almacén atacado se utilizaba para producir proyectiles con ojivas químicas que después eran suministrados a los extremistas en Irak, indicó el portavoz militar en un comunicado difundido por la agencia rusa de noticias Sputnik, sin precisar si la aviación siria lo había bombardeado voluntariamente o no.

 

 

 

Explicó que el uso de estos proyectiles por parte de los terroristas fue confirmado en numerosas ocasiones por organizaciones internacionales y autoridades iraquíes.

 

 

 

Además, esas mismas municiones son similares a las utilizadas por grupos rebeldes en la ciudad de Alepo en otoño pasado, pues las grabaciones compartidas en redes sociales muestran que los afectados en Jan Sheijun muestran los mismo síntomas de envenenamiento que las víctimas de Alepo.

 

 

 

En aquel entonces, los especialistas rusos entregaron los datos sobre el uso de varias sustancias químicas por los radicales a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), recordó Konashenkov, tildando de "falsa" la información sobre un ataque químico por parte del Ejército sirio.

 

 

 

Según un reciente balance del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), al menos 72 civiles, entre ellos 20 niños, murieron ayer martes en un ataque aéreo químico en la localidad de Jan Sheijun, controlada por las fuerzas rebeldes, sin embargo otras fuentes hablan de hasta 100 muertos y 400 heridos.

 

 

 

La oposición siria acusó régimen del presidente Bashar Al Assad de estar detrás del ataque con "gas tóxico" y llamó al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a abrir inmediatamente una investigación.

 

 

 

Inmediatamente, Rusia y Siria negaron cualquier implicación, pues jamás han empleado armas químicas en su lucha contra el terrorismo. “Se trata de acusaciones inventadas” para entorpecer la lucha contra el terrorismo que se libra en Siria”, dijo la cancillería siria.

 

 

 

La Organización de las Naciones Unidas (ON) ha alertado de que el uso de armas químicas es "extremadamente alarmante y preocupante", el uso dichas armas en cualquier parte del mundo constituye una grave amenaza para la paz y la seguridad, además es una violación muy seria del Derecho Internacional".

0
Shares

¿Te Gusta?

Close

Mantente informado con Meganoticias