Las familias de nueve personas desaparecidas esperaban con ansia información sobre los restos óseos hallados hoy en el barco Sewol, que naufragó en 2014 y fue extraído del mar este mes, pero los fragmentos son de origen animal, precisó el gobierno de Corea del Sur.

 

 

 

Funcionarios gubernamentales informaron poco antes de este mediodía sobre el hallazgo de restos de una víctima desparecida durante la operación en curso para preparar el barco y trasladarlo en un transbordador hacia el puerto Mokpo, en el suroeste del país.

 

 

 

Sin embargo, las esperanzas de los dolientes de nueve de las 475 personas que viajaban en el ferry en el momento del naufragio y que permanecen desaparecidas desde entonces, se desvanecieron la noche de este martes cuando el Ministerio de Pesca y Océanos negó que sean huesos humanos.

 

 

“Los siete fragmentos de hueso encontrados en el ferry son de origen animal, no de una víctima desaparecida”, puntualizó el ministerio al dar a conocer el resultado de la inspección in situ del Servicio Nacional de Vigilancia (SNV), el cual planteó la posibilidad de que correspondan a un cerdo.

 

 

 

Los huesos serán llevados a la sede del SNV en la ciudad de Wonju, a unos 132 kilómetros al este de Seúl, capital surcoreana, para su posterior examen, de acuerdo con despachos de la agencia local de noticias Yonhap.

 

 

 

Un funcionario del citado ministerio se disculpó por causar “confusión” y se comprometió a evitar que se repita este tipo de situaciones.

 

 

 

El Sewol se hundió con 475 personas a bordo frente a la isla de Jindo en abril de 2014, un accidente que fue calificado como el peor desastre marítimo en la historia de Corea del Sur, ya que se registraron 304 muertos, de los cuales 205 eran alumnos de educación secundaria.

 

 

 

Un total de nueve personas quedaron desaparecidas y se cree que habrían quedado atrapadas en el interior de la embarcación de casi siete toneladas, por lo que ante las múltiples peticiones de los familiares de esas víctimas, las autoridades surcoreanas decidieron recuperar la nave.

 

 

 

El barco, que permaneció por tres años en el fondo del mar, a unos 40 metros de profundidad, fue extraído del agua la semana pasada una vez que los expertos confirmaron que todas las condiciones climáticas y técnicas fueran adecuadas para llevar a cabo la operación.

 

 

 

Ahora, el Sewol se encuentra sobre un inmenso buque de transporte, al cual está siendo sujetado para evitar que vuelque y caiga al mar durante la travesía al puerto, además se conducen trabajos de drenado de agua y aceite del ferry.

 

 

 

En un barco separado que flota cerca del buque de transporte, se realizó esta mañana un servicio conmemorativo en el cual participaron sacerdotes budistas y católicos, y pastores protestantes, así como familiares de los nueve pasajeros desaparecidos, entre ellos cuatro estudiantes y dos maestros.

 

 

 

El ministerio dijo anteriormente que el buque de transporte zarpará el próximo jueves y al día siguiente llegará al puerto, donde será llevado a un muelle seco para entonces desinfectar la nave y comenzar la búsqueda de los nueve desaparecidos.

 

 

 

Al mismo tiempo, un organismo de investigación de ocho miembros emprenderá una investigación para determinar la causa exacta de la tragedia.

0
Shares

¿Te Gusta?

Close

Mantente informado con Meganoticias