Ya son los muertos a causa de los hechos violentos que se desencadenaron en el interior del Penal de Cadereyta tras un motín ocasionado por la falta de agua y alimentos.

Un grupo de 56 reos asaltó la farmacia e incendió dos pisos del área denominada Ampliación.

Los nombres de las personas que perdieron la vida no fueron revelados.

Al ingresar violentamente al dispensario médico, tres internos robaron medicamentos, algunos los ingirieron, otros se los inyectaron y los inhalaron, por lo que hubo cuatro intoxicados que requirieron hospitalización.

Uno de ellos, identificado como Jordan Alejandro N. murió a consecuencia de la ingestión de las sustancias controladas.

 

El gobierno de Nuevo León informó que en el transcurso del día actualizaría la situación en el interior del penal estatal, ubicado 30 kilómetros al oriente de la capital, donde este miércoles ya había calma y los familiares pudieron ingresar para ver a los encarcelados.

 

Los incidentes surgieron desde el lunes, cuando un grupo de internos se amotinó debido a que en el área de revisiones fue utilizado equipo de rayos x con el que fueron detectados paquetes de droga que llevaban ocultas cuatro mujeres visitantes, que fueron detenidas.

 

 

Con estos arrestos, los reos quemaron colchones y generaron actos de violencia lo que arrojó un saldo de dos custodios y cinco reclusos lesionados.

0
Shares

¿Te Gusta?

Close

Mantente informado con Meganoticias