Miércoles, 05 Octubre 2016 09:03

Baja la intensidad en el volcán de fuego

Escrito por Hector Villa V
Valore este artículo
(1 Vote)

 

Derivado de la actividad registrada por el Volcán de Colima desde el pasado 26 de septiembre y consecuente derrame de material incandescente por el flanco Sur, el Subcomité para Fenómenos Geológicos conformado por investigadores de la Universidad de Colima, la Coordinación Nacional de Protección Civil, la Unidad Estatal de Protección Civil y el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED), sostuvieron una reunión extraordinaria para el análisis de dicha actividad volcánica.

En la reunión llevada a cabo en las instalaciones de la Unidad Estatal de Protección Civil y encabezada por su director, Melchor Ursúa Quiroz, los investigadores expusieron la situación actual del coloso de fuego y dieron a conocer que se realizó un vuelo de observación el mediodía del martes 4 de octubre sobre las inmediaciones del coloso, en un helicóptero de la Policía Federal, al cual fueron elementos del Subcomité para Fenómenos Geológicos y del CENAPRED.

Se detalló que los datos obtenidos en el mismo, permiten concluir que el volcán tiene una tendencia a la baja, aunque se hizo énfasis en que el periodo eruptivo actual no ha terminado, ya que continúa con valores relativamente altos.

Los investigadores refirieron que persiste la emisión del flujo de lava, por el flanco Sur, estimándose una longitud de 1.5 kms y 270 mts.  de ancho con un volumen estimado de 8 millones de metros cúbicos.

Asimismo, manifestaron que el vuelo permitió observar que los sectores Norte y Sureste están próximos a desbordar la lava; también se hizo una medición del flujo SO2 que mostró un nivel elevado a comparación en nivel base y la lava registró una temperatura alta comparada con episodios anteriores.

Por ello, los investigadores establecieron como posibles escenarios tres diferentes; el primero que continúe la emisión de lava y su avance por el flanco Sur; el segundo, un súbito incremento en la tasa de emisión que genera un colapso del domo con flujos piroclásticos y lluvia de ceniza similares a los de 2015; y el tercero, la evolución de la actividad hacia una erupción explosiva similar a la de 1913, con una columna  eruptiva superior a los 12 kms y radio de afectación por flujos piroclásticos de hasta 15 kms, lluvia de ceniza a más de 200 kms en dirección del viento dominante.

Por lo anterior, emitieron las siguientes recomendaciones a la población: se mantiene la zona de exclusión de 12 kms en la barranca Montegrande y 8 kms en los sectores restantes; mantener las previsiones logísticas necesarias para realizar una evacuación preventiva inmediata en la zona de La Becerrera; mantener vuelos de observación; fortalecer la comunicación y difusión de la actividad presente en las comunidades aledañas al volcán; no ingerir agua que estuvo expuesta a la ceniza y mantenerse atento a la evolución e información.

--
Héctor Villa Ventura

Leído 220 Veces