Domingo, 23 Octubre 2016 16:46

Con globos blancos, recuerdan a bebés y niños fallecidos en México

Escrito por
Valore este artículo
(0 Votos)

Con mensajes amarrados en cientos de globos blancos, casi 500 personas se dieron cita en el Kioko Morisco de Santa María La Ribera para recordar a los bebés y niños que por diferentes motivos han fallecido en el país.

 

En México se pierden en promedio entre tres y cinco bebés de cada 10 embarazos, informó Erika Ortiz, del Grupo de Apoyo ante Pérdidas Gestacionales y de la Niñez Temprana (ECA), con base en un estudio publicado en la revista médica británica The Lancet.

De acuerdo con el estudio sobre “Muerte Gestacional”, al mes de perder el bebé, las mujeres pueden trabajar a 28 por ciento de su rendimiento y, a los seis meses alcanzan 60 por ciento, a lo que se suma que aquellas que trabajan no se les otorgan los 45 días posteriores al parto, anotó.

Por ello, “en ECA, estamos trabajando muy duro para instaurar protocolos de manejo de que esto es un problema social, dado que el duelo de los padres desencadena muchos problemas como es deserción laboral, divorcios y bajo rendimiento escolar en los hijos que ya tenía la pareja, entre otros”, añadió.

Para la activista, quien perdió a Sebatián, ocho horas después de su nacimiento, es necesario que las mujeres o la pareja en sí, reciba apoyo tanatológico y terapéutico, toda vez que cada persona reacciona de diferente manera y sus emociones pueden cambiar de forma constante.

Ortíz precisó que ECA trabaja con la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) y hospitales para crear conciencia de la importancia de apoyar a quienes han pasado por esta situación, a fin de que vivan su duelo de manera sana y abierta.

“Tienen que vivir su duelo de una manera sana y abierta. En México lo más normal es que a los seis meses los médicos alienten a las mujeres para que se vuelvan a embarazar, sin saber la causa real por la que pasó la pérdida y sin un diagnóstico”, explicó.

Rodeada de mujeres y familiares que le agradecían el apoyo ofrecido, dijo que lo ideal es que una mujer se embarace después de dos años de la pérdida del bebé y, durante ese tiempo, reciba toda la ayuda posible.

Indicó que través de la terapia, las madres sueltan los globos en cuyo hilo amarran un mensaje para sus hijos que esperan lo lean en el cielo.

En el lugar se presentó el caso de Brenda “N”, radicada en Veracruz, de 32 años, quien perdió su bebé en junio pasado cuando cursaba los siete meses de embarazo, situación que la afectó mucho a ella y a su pareja.

Su madre, presente en el lugar, narró que su hija “perdió su bebé a los siete meses de gestación. Cumplió cinco meses desde ese entonces y tanto ella como el papá del bebé actualmente están mal, muy tristes, al igual que toda la familia.

“Damos las gracias a Erika que los está apoyando”, destacó, y recordó que el bebé falleció de insuficiencia cardiaca; “no lo detectaron a tiempo, mi hija tuvo preeclampsia y de un día para otro falleció el bebé”.

El Grupo de apoyo, ECA, que encabeza desde hace cinco años eventos de ese tipo, distribuyó entre los asistentes un folleto donde indica a los familiares, amigos y conocidos cómo pueden apoyar a quien perdió un bebé durante el embarazo o posterior a éste.

Entre ellas, darle tiempo, acompañarla cuando no quiera estar sola o bien tomar distancia cuando necesite su espacio, ofrecerle guardar las pertenencias del bebé u otros recuerdos que han quedado en el hospital hasta que esté en condiciones de tenerlos en casa.

Para quienes deseen apoyo o contactarla, pueden hacerlo a través del correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o bien en el Twitter @EcaOSC.

Leído 86 Veces