Lunes, 26 Diciembre 2016 11:40

Población enardece y pide justicia por presunto plagio

Escrito por

Vecinos de diferentes barrios de San Pablo del Monte, Tlaxcala,  denunciaron a gritos que  la Policía dejó escapar a cuatro hombres que intentaron secuestrar a dos menores de edad, los pobladores vandalizaron la Alcaldía, la Presidencia de la Comunidad del barrio El Cristo y quemaron tres vehículos oficiales.

 

Los disturbios ocurrieron entre la noche de ayer y la madrugada de hoy, luego que vecinos del barrio El Cristo, alertados por un niño, observaron cómo cuatro hombres que iban a bordo de una camioneta intentaron llevarse a dos adolescentes.

 

Los lugareños evitaron el supuesto plagio de una menor de 15 años, quien iba acompañada de su primo hacia una tienda para comprar refrescos.

 

Aunque algunos vecinos aseguraron que se trataba de un pleito marital por el que el padre intentó llevarse a sus hijos, la abuela de los adolescentes desmintió la versión.

 

 La mujer, quien no dio su nombre, aseguró que hombres no identificados quisieron secuestrar a sus nietos y que una vez que éstos estaban a salvo avisaron a la Policía municipal para que detuviera a los responsables.

 

 "Unos hombres los querían subir a una camioneta, ya llevaban a otros dos niños gritando, por eso mis nietos se dieron cuenta de que se los querían robar y pedimos auxilio a los vecinos", aseveró.

 

Las campanas de algunas iglesias comenzaron a repicar para llamar al resto de la población.

 

Según vecinos, policías municipales a bordo de dos patrullas ubicaron a los supuestos plagiarios en el barrio de Tlaltepango, pero los dejaron escapar y la población se enojó.

 

 Del barrio El Cristo se trasladaron a la cabecera municipal, y ahí, frente a la Alcaldía, se reunieron más de mil habitantes de diferentes barrios, incluidos hombres ebrios que estaban en un baile popular, y con el argumento de que la Policía es cómplice de delincuentes, vandalizaron la sede municipal.

 

Rompieron vidrios del edificio, equipo de cómputo y mobiliario, destruyeron una motocicleta del Servicio Postal Mexicano, un cajero de la vía pública e incendiaron una grúa que la Dirección de Servicios Públicos que se usaba para el mantenimiento del alumbrado público, los inconformes exigen que se haga justicia.

 

Aunque arribaron más de un centenar de elementos antimotines para controlar el conflicto, fue imposible que ingresaran ante la actitud agresiva de los pobladores.

 

Ahí golpearon al elemento policial, quemaron la patrulla y una biblioteca digital.

 

Dos policías estatales arribaron para rescatar a su compañero, sin embargo, fueron recibidos a golpes y despojados de una patrulla que los lugareños volcaron en la vía pública y le prendieron fuego.

 

 

El saldo final de este conflicto, fue de un policía herido y atendido en su momento por la Cruz Roja, tres vehículos oficiales quemados y daños materiales en dos edificios públicos.

Leído 141 Veces
0
Compartido