Lunes, 26 Diciembre 2016 13:31

Tifón mata a 4 personas en navidad

Escrito por

Un tifón en Filipinas, dejó cuatro muertos y destruyó viviendas sobre una zona muy poblada cerca de Manila, capital del país.

 

La tormenta dejó sin electricidad a cinco provincias en plenas celebraciones navideñas y desplazó a miles de viajeros y vecinos en el país asiático.

 

Un granjero murió por el golpe de un árbol derribado en la provincia de Quezon, y otras tres personas, incluida una pareja, fueron arrastrados por una inundación y  murieron en la provincia de Albay, al sureste de Manila, después de que el tifón tocara tierra el domingo por la noche en la provincia de Casiguran, indicó la Policía.

 

Se trata de uno de los tifones más fuertes que golpean Filipinas desde que el Haiyan dejara más de 7 mil 300 muertos y desaparecidos en 2013.

 

 En varios lugares se impusieron evacuaciones forzosas, debido a que las personas se negaban a dejar sus celebraciones para desplazarse a los refugios más cercanos.

 

"Algunos vecinos simplemente se negaron a dejar sus casas incluso cuando les advertí que podían enfrentar el equivalente a una condena de muerte'', comentó Cedric Daep, responsable de gestión de emergencias en Albay.



"El día de Navidad se ordenó que centros comerciales y tiendas cerrasen pronto para animar a la gente a quedarse bajo techo, pero en el momento de mayor auge del tifón, aún había muchos autos en circulación y había gente fuera caminando. Les advertimos lo suficiente, pero no podemos controlar su mente", expresó Daep.


Por otro lado, más de 150 mil habitantes en Albay se vieron desplazados, según las autoridades regionales, que declararon el estado de calamidad el domingo para agilizar el desembolso de fondos de emergencia.



Aproximadamente 300 vuelos domésticos e internacionales fueron cancelados. El aeropuerto Ninoy Aquino de Manila, el más importante y con mayor tráfico del país, es el más afectado por las cancelaciones a raíz de que las autoridades suspendieran todos los aterrizajes y despegues debido a vientos superiores a los 93 kilómetros por hora.


Aunque se debilitó ligeramente, el lunes por la mañana la tormenta aún tenía vientos sostenidos de hasta 130 kilómetros por hora y ráfagas de 215 kilómetros por hora a su paso sobre las populosas provincias de Batangas y Cavite.


El tifón "Nock-Ten", que los filipinos llaman "Nina", tocó tierra en la isla de Bicol el domingo por la noche y este lunes llegará a Manila.

 

 

Leído 91 Veces
0
Compartido