Miércoles, 19 Octubre 2016 13:23

Supertifón Lawin toca tierra en el norte de Filipinas

Valore este artículo
(0 Votos)

El supertifón Lawin alcanzó hoy la costa de Filipinas, con vientos máximos sostenidos de hasta 225 kilómetros por hora y rachas de 315 kilómetros por hora, por lo que el país sigue en alerta máxima ya que podría ser potencialmente destructivo.

 

Lawin, uno de los tifones más fuertes que han afectado al país en lo que va de este año, tocó tierra en los primeros minutos de este jueves en el sur de la provincia de Cagayan, en la norteña isla de Luzón, informó el servicio meteorológico de Filipinas.

 

De acuerdo con un boletín de la oficina meteorológica, Lawin se aproximó a Luzón con intensidad de categoría 5 al filo de la medianoche del miércoles y, aunque perdió fuerza, continúa moviéndose en dirección oeste-noroeste a 25 kilómetros por hora.

 

Los meteorólogos advirtieron que continuaría el clima severo en toda la región norte de Luzón, en un diámetro de 800 kilómetros que abarcan las provincias de Cagayan, Isabela, Kalinga y Apayao, donde se espera que sigan las precipitaciones y los vientos sostenidos.

 

Debido a la intensidad y aproximación del fenómeno meteorológico, las autoridades elevaron el nivel de alerta de tifón a 5, el más alto, y emitieron una serie de recomendaciones de seguridad a la población, informó el periódico local The Manila Times.

 

La Administración de Servicios Geofísicos, Astronómicos y Atmosféricos de Filipinas advirtió a los ciudadanos que se prepararan para una intensa lluvia y fuertes vientos, así como los efectos de esto como inundaciones, deslizamientos de lodo y mareas de hasta cinco metros.

 

Asimismo, el Centro de Coordinación de Desastres e Información del Ministerio filipino del Interior pidió a los residentes de zonas costeras que se trasladaran a lugares más seguros como terrenos elevados o refugios.

 

Las autoridades han instado a mantener la calma ya que las áreas que están sobre la trayectoria prevista de Lawin no están densamente pobladas, pero sí temen daños a la infraestructura.

 

 

Foto cortesía.

 

Leído 103 Veces