Domingo, 04 Diciembre 2016 10:39

Italianos votan en el referéndum sobre la reforma constitucional

Valore este artículo
(0 Votos)

Más de 46 millones de italianos están convocados para participar hoy en el referéndum sobre las reformas constitucionales, que en caso de ser rechazadas causarían la caída del gobierno de Matteo Renzi.

Las casillas abrieron a las 07:00 horas locales (05:00 GMT), cerrarán a las 23:00 horas (21:00 GMT) e inmediatamente después comenzará el conteo.

Según informó el ministerio del Interior, al medio día había votado el 20.14 por ciento de las 46 millones 714 mil 950 personas que integran el padrón electoral, mientras el voto de los italianos residentes en el extranjero se cerró el viernes pasado.

La consulta pide votar “Sí” o “No” a la enmienda presentada por Renzi que propone poner fin al bicameralismo paritario (las dos cámaras parlamentarias tiene los mismos poderes), al disminuir las funciones del Senado, que se convertiría en un órgano de representación territorial sin capacidad de dar o negar su voto de confianza al Ejecutivo.

La propuesta también contempla reducir el número de senadores de los actuales 315 a 95, que ya no serían elegidos por voto directo de los ciudadanos, ya que 74 serían designados por los consejos regionales y 21 por los alcaldes, con la prerrogativa para el presidente de la República de nombrar a otros cinco, para llegar a 100.

Igualmente la reforma contempla desaparecer a los senadores vitalicios, hasta ahora elegidos por el jefe de Estado entre personalidades que se han distinguido en los campos de la cultura, artes, ciencia o social.

El objetivo es dar mayor gobernabilidad a Italia, un país que desde 1946 ha visto desfilar a 65 Ejecutivos y en el que la necesidad de que las leyes sean aprobadas tanto por los diputados como por los senadores ha provocado en varias ocasiones bloqueos institucionales.

Los críticos de la reforma propuesta por Renzi, sin embargo, han recordado que el bicameralismo perfecto nació con la Constitución aprobada tras el fin de la Segunda Guerra Mundial para evitar nuevas dictaduras como la de Benito Mussolini.

En el referéndum también se preguntará a los italianos si están de acuerdo o no en la desaparición del Consejo Nacional de Economía y Trabajo (CNEL), creado por ley en 1957, que promueve iniciativas legislativas y expresa opiniones bajo pedido del gobierno, pero que en la actualidad es considerado superfluo y costoso.

Asimismo, los ciudadanos deberán decir si están de acuerdo o no en la reforma del Título V de la Constitución, para devolver algunas competencias al Estado y a la Cámara de Diputados y evitar duplicidades con entes territoriales.

Pero la consulta es considerada una prueba crucial para Renzi, que a inicios de año, cuando se encontraba en su momento de mayor popularidad, dijo que renunciaría si sus reformas no fueran aprobadas.

Con el paso del tiempo y, sobre todo, frente a los sondeos que dan como ganador al “No”, el primer ministro ha aclarado que el referéndum no es sobre su persona.

Sin embargo, el frente que apoya al “No”, que incluye desde la derecha de Silvio Berlusconi, la xenófoba Liga del Norte, el Movimiento 5 Estrellas, la extrema izquierda, varios exjefes de gobierno y hasta una corriente disidente del propio Partido Democrático de Renzi, le exigen la dimisión en caso de derrota.

 

El viernes pasado el ministro de Infraestructuras, Graziano Delrio, reconoció que en caso de que gane el “No”, Renzi pondrá su cargo en las manos del presidente de la República, Sergio Mattarella, que como es la praxis en Italia, tendrá la última palabra.

Leído 92 Veces
0
Compartido