Lunes, 05 Diciembre 2016 08:34

Prevalece la incógnita sobre quien encabezará nuevo gobierno italiano

Valore este artículo
(0 Votos)

El primer ministro italiano dimisionario Matteo Renzi se reunió esta mañana con el presidente, Sergio Mattarella, a quien por la tarde entregará su renuncia formal, con lo que se abrirá un proceso de consultas con las fuerzas políticas antes de que el jefe de Estado decida a quien confiará la formación del nuevo gobierno.

Renzi anunció anoche su dimisión luego de que sus reformas constitucionales fueran rechazadas por el 59.1 por ciento de los italianos que participaron en el referéndum realizado el mismo domingo.

Según datos oficiales, el “Sí” quedó en 40.9 por ciento, casi 20 puntos porcentuales por abajo del “No” y con una afluencia del 65 por ciento de los 46.7 millones de italianos inscritos en el padrón electoral.

La derrota de Renzi, quien personalizó la consulta y perdió, fue considerada “aplastante” por los analistas y medios de comunicación, por lo que no quedó al jefe de gobierno otro camino que la renuncia.

En el referéndum los italianos debieron decir “Sí” o “No” a la reforma que, en primer lugar, proponía acabar con el bicameralismo paritario (las dos cámaras tienen los mismos poderes), para redimensionar el papel del Senado.

Con la reforma esa cámara habría perdido funciones legislativas y poder de veto sobre el Ejecutivo y habría pasado de tener los actuales 315 miembros, a 95, que habrían sido designados por los consejos regionales o las alcaldías y no electos directamente.

Según los analistas, la reforma fue vista con desconfianza pues habría dado mayores poderes al jefe de Gobierno en un país que no ama al “hombre fuerte” en política, además de que el modo de comportarse de Renzi (quien llegó al poder en 2014 con una maniobra palaciega y no por elecciones) le causó antipatías en todos los sectores.

El todavía primer ministro debía presentarse esta tarde ante el presidente Mattarella para formalizar su dimisión, pero según fuentes políticas por la mañana se reunió con el mandatario, con quien mantuvo pláticas “informales”.

El presidente de la República es ahora el árbitro que debe buscar una salida a la crisis política en el menor tiempo posible.

 

 

Leído 75 Veces
0
Compartido