Miércoles, 16 Noviembre 2016 20:52

INE destituye a consejera electoral de Colima

Valore este artículo
(0 Votos)

El Consejo General del INE aprobó la destitución de la consejera presidenta del Instituto Electoral del Estado de Colima, Felicitas Alejandra Valladares, en acatamiento a la resolución de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

El Instituto Nacional Electoral (INE) recibió la instrucción del tribunal federal, la cual señala a dicha consejera como responsable de dar a conocer de forma anticipada resultados imprecisos y equivocados de la elección celebrada el 7 de junio de 2015 en esa entidad.

Durante la sesión ordinaria, el consejero electoral Javier Santiago dijo que si bien acompañaba el acatamiento de la Sala Superior, disentía del mismo, al advertir incongruencias en criterios adoptados por el Pleno del Instituto Electoral colimense al resolver el presente asunto.

En opinión de Santiago Castillo, "se vulneró el principio de legalidad, certeza y del debido proceso en detrimento de Valladares Anguiano".

El 12 de junio de 2015, la representación priista ante el INE denunció a la ahora ex consejera presidenta de violar los principios rectores de certeza, legalidad, independencia, imparcialidad, máxima publicidad y objetividad de la elección local.

Un día antes, Valladares había declarado a un medio de comunicación que el conteo final de votos de la elección de gobernador había favorecido con 495 votos equivalentes a 0.17 por ciento, al candidato panista Jorge Luis Preciado, información que resultó equivocada.

Durante la sesión celebrada el pasado 28 de septiembre, el Consejo General del INE, ordenó suspender por 30 días sin goce de sueldo a Valladares, pero inconformes con esa resolución, los partidos Morena y Revolucionario Institucional (PRI) acudieron a la Sala Superior para controvertir esa resolución.

Después, el 1 de noviembre, la Sala Superior del TEPJF, al resolver los recursos de apelación SUP-RAP-485/2016 y sus acumulados, concluyó que debía removerse del cargo a la servidora pública dado que su proceder “fue notoriamente negligente, inepto y descuidado”.

La Sala Superior concluyó que asistía razón a los partidos políticos recurrentes, al haberse acreditado la negligencia, ineptitud y descuido en el desempeño de las funciones de la servidora pública, por lo que el INE estaba obligado a removerla del cargo.

Leído 111 Veces