Martes, 18 Octubre 2016 13:02

Ni la iglesia se salva de los rateros.

Escrito por Cecilia Rubalcava
Valore este artículo
(0 Votos)

 

La inseguridad ha llegado a tal grado en el estado, que los ladrones no respetan ni los templos, ya que en iglesias como la de Santa Ana en el centro de nuestra ciudad, han optado por poner letreros para ver si se remuerde la conciencia de los ladrones y dejan de hacerlo; ya que se han llevado en más de una ocasión el dinero de las limosnas, que se reune para ser destinado a mejoras en la iglesia y eventos con feligreses.

--
Cecilia Rubalcava




Leído 44 Veces