Lunes, 17 Octubre 2016 22:35

Se calienta el triángulo rojo del robo de combustible con presencia de ejército y federales

Escrito por
Valore este artículo
(0 Votos)

Medios

Se calienta el triángulo rojo del robo de combustible con presencia de ejército y federales

Durante la noche del pasado viernes, se informó de manera extra oficial que un comando armado había ingresado a las instalaciones del Arco de Seguridad ubicado en Palmar de Bravo y atacó el destacamento de la Gendarmería.

 

De manera extraoficial se habló que un grupo de al menos 15 sujetos fuertemente armados que ingresó al Arco de Seguridad minutos antes de las 7 de la noche y disparando en repetidas ocasiones contra los elementos ahí instalados.

 

Trascendió que tras el ataque hubo varios elementos heridos, sin embargo, no se logró confirmar el número de oficiales lesionados, ni la manera en que se repelió la agresión, puesto que aseguraban que habían sido trasladados al Hospital General de esta ciudad, pero esta institución no tuvo ningún registro.

 

Horas después, personal de la oficina de prensa de la Fiscalía General del Estado desmintió el hecho mediante un comunicado, sin embargo, en el lugar elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Gendarmería y Policía Federal implementan de manera permanente operativos en la zona, que comprende municipios como Esperanza, Cañada Morelos, Acatzingo, Palmar de Bravo, Quecholac  y Tecamachalco.

 

Cabe mencionar que de igual manera, se informó que horas antes, ese mismo día, en la misma zona, cerca de la población de Palmarito, se había dado un importante decomiso de hidrocarburo por parte del ejército, pero los habitantes superaron en número a los uniformados y evitaron que estos se llevara las unidades y el cargamento, ante la amenaza de que serian enfrentados, por lo que esto también fue manejado de manera discreta por parte de las autoridades.

Leído 173 Veces
Se calienta el triángulo rojo del robo de combustible con presencia de ejército y federales Se calienta el triángulo rojo del robo de combustible con presencia de ejército y federales